Juan Vega Mateo

Juan Vega Mateo

Graduado en Cafyd

Hola a todos y todas:))

Hoy os hablare, de la cantidades a tomar de proteína en trabajos de resistencia y fuerza

Para un deportista de resistencia normalmente la proteina estructural aumenta muy poco (proteína miofibrilar), pero hay un aumento espectacular de la utilización de proteínas mitocondriales y enzimáticas.

Tarnopolsky (1988) mostró que los jóvenes atletas entrenados en resistencia requerían 1.37g/kg al día para mantener el balance de nitrógeno y estos resultados fueron apoyados por otros investigadores (Meredith et al 1989, Friedman y Lemon, 1989). Sin embargo, el volumen del trabajo realizado es un factor importante, ya que niveles muy altos de trabajo pueden llevar esto a 1.5-1,8 kg por día Brouns (1989)

Los deportistas de resistencia tienen un aumento dramático en la Utilización Proteica Enzimática y Mitocondrial.

Los deportistas de resistencia tienen un aumento dramático
en la Utilización Proteica Enzimática y Mitocondrial.

Para los deportistas de fuerza existe una necesidad opuesta de proteína con un mínimo de necesidades enzimáticas, pero más requisitos estructurales.

Una vez más Tornopolsky et al (1988) mostró que los atletas de fuerza necesitan más proteínas para mantener el balance de nitrógeno que los individuos sedentarios, con requisitos de alrededor de 1.2 a 1.7g/kg al día, lo cual volvió a recibir el apoyo de los demás investigadores (Lemon et al 1990).

Los deportistas de fuerza tienen mayores requisitos estructurales.

Los deportistas de fuerza tienen mayores
requisitos estructurales.

Si tenemos en cuenta estos resultados, los requisitos de un atleta podrían ser resumidos en 1.7g/kg al día o, para un atleta de 70 kg alrededor de 120 g al día, lo cual es una cantidad fácil de consumir en una dieta

Los atletas de fuerza buscan ganancias absolutas en la fuerza y el tamaño, no los requisitos mínimos para mantener la salud.

El objetivo del entrenamiento de fuerza es causar un aumento en la síntesis de proteínas en los músculos y, tal como se señaló anteriormente, aumentar la ingesta de proteínas provoca un aumento en la regeneración proteica, con mayores tasas de síntesis de proteínas.

Si queremos lograr masa y fuerza muscular, parece que el doble efecto del ejercicio y una ingesta alta de proteínas sobre la síntesis de proteínas llevaría a conseguir la mayor rentabilidad del entrenamiento.

Esto fue respaldado por el trabajo de Dragan (1985) que encontró incrementos tanto en fuerza (5%) como en tamaño muscular (6%) cuando los levantadores de pesas aumentaron su consumo de proteínas de 2,2 a 3.5g/kg al día.

En apoyo de esto, Consolazio (1975) fue testigo de una mayor retención de nitrógeno y una mayor ganancia de masa magra (3.3kg vs 1,2 kg) cuando el consumo de proteínas fue de 2.8g/kg al día, en lugar de 1.4g/kg al día.

Logo_footer   
© 2014 Fed. Valenciana de Fisicoculturismo y Fitness

Síguenos en: